miércoles, 22 de diciembre de 2010

Y cómo lloran! (guía para los primeros seis meses)

Como papás, es nuestro deber cívico abrazar y confortar a nuestro bebé. Sí, lo he dicho. Abrazar y confortar cuando sea posible. Claro, ya escucho a mi madre y a todas las demás indicando que voy a malcriar a la pobre wawa y que debo dejarle llorar. También es posible que te quiten a tu criatura ni bien empiece a llorar "para no empeorar las cosas".

Es probable que en algún momento te dejen al nene o nena y tú no sepas que hacer si llora. Claro, a nosotros los hombres nadie nos avisa qué se debe hacer y qué no. Como resultado, es totalmente normal que nos pongamos nerviosos y no sepamos que hacer.

Hasta los 6 meses, sigue estos sencillos pasos preventivos y encomiéndate al creador.
  • Revisa si tiene hambre. ¿Cómo saber si la tiene o no? Fácil, mira dentro su boca. Comúnmente los bebés tienden a salivar más de lo normal cuando tienen hambre. Si tienes dudas, puedes tocar su cachete con la parte externa de tu nudillo. El bebé se dará la vuelta pensando que eres el pecho de la mamá. Eso te dirá que infaliblemente tiene hambre.
  • Revisa si tiene sueño. Los bebés gustan de restregarse los ojos cuando tienen sueño. También pregunta acerca de la frecuencia con la que duerme. Si tuviste la buena o mala suerte (como lo veas) de quedarte con tu chiti y no está contigo frecuentemente pregunta cada cuánto duerme. Ese dato más la restregada de ojos te dará la seguridad de que tu chiquitito(a) quiere pegar la pestaña.
  • Revisa si necesita un cambio de pañal. Sí, yo sé que esto no es lo más romántico del asunto pero es parte de todo y comúnmente es la solución. Te toca abrir el pañal y ver qué onda. Buena noticia, los pañales antes de los seis meses no huelen tan mal como te imaginas. Tienen un olor bastante peculiar, pero que no es para nada similar al de una persona mayor. Así que no te pegues un tiro si te toca cambiar un pañal.
  • Revisa si está aburrido del ambiente. Los pobres chitis simplemente se aburren de estar en un mismo lugar. Desde que son peques les gusta explorar el mundo y todo lo demás. Para prevenir esto puedes poner juguetes especiales para bebés en su cuna, uno de esos juguetes móviles o también llevarlo a otra parte de la casa. El aburrimiento es difícil de quitar, especialmente si no eres vos el que se queda con la criatura a diario.
  • Cuida la temperatura. Muy frío o muy caliente no es bueno. Si tu bebé está llorando por calor es porque realmente está pasandola muy mal. Eso claro antes de haber sudado por mucho rato. Regla de oro: El bebé siempre tiene que tener una capa de ropa más que tú. Si tú estás con camisa, el bebé debe llevar una chompa o saquito liviano.
  • Revisa las ligas y cositas raras. No siempre podemos anticiparlo pero es posible que la liga de cierta media esté causando dolor. También es posible que alguna cosilla se interponga entre la piel y la ropa. Quita las medias y las mantas. Si esta es la razón del llanto, encontrarás una zona enrojecida en los pies o la cintura.
  • Cólico o enfermedad. Toma al bebé y sostenlo en tus brazos de forma vertical. Comúnmente eso ayuda a liberar la presión. Oirás un erupto y luego el llanto parará. Unas palmaditas podrían ayudar, pero cuida de que no sean muy fuertes. Si los gases están muy lejos de tu alcance, entonces será necesario que uses otros métodos como Sertal o un mate de anís estrella.
Ten en cuenta que si el llanto no para, debes recurrir al doctor pues puede ser signo de algo más. Esto es raro, pero es bueno tenerlo en cuenta.

Debes considerar también que hasta los 6 meses de edad los bebés no tienen conocimiento de causa y efecto. Entonces es muy posible que no quiera tratar de manejarte o cualquiera de esas cosas que dice la gente. Lo único que entenderá es que no se siente bien y que tú no estás. ¿Cómo saber si ya tiene consciencia de causa y efecto? Mira si bota algo y luego se fija para dónde se fue. Si no hace eso, lo más probable es que esté llorando por alguna de las cosas mencionadas arriba.

Estos pasos también los puedes aplicar cuando el bebé está llorando y esperar a que todo se calme. Con el tiempo te tomará un segundo saber cuál es la razón del llanto. Suerte y que los nervios no te traicionen. :)

Tips extra: Si has estado allí desde el principio de todo, entonces tu bebé llorará mucho menos a tu lado pues se sentirá casi tan seguro como con su mamá. Si le hablaste desde el vientre, es posible que se calme al instante que escucha tu voz.

Advertencia: Sacudir a un bebé de cualquier edad evita que la criatura siga llorando y lo deja atontado. Existe una razón para esto. Por alguna razón el cerebro de los bebés es más pequeño que su cabeza. Cuando lo sacudes, el cerebro choca contra las paredes del cráneo y causa un trauma e inclusive pérdida del conocimiento. Esto es considerado una forma de violencia y en casos extremos puede causar la muerte del bebé.

Fuentes:



martes, 2 de noviembre de 2010

El cordón umbilical

Este es un momento muy, pero muy imporante. Cuida que te agarre confesado, pues esta es la primera vez en la que desearás que toda tu familia cercana sean doctores, enfermeras, o ambos.

Datos ténicos:

  • El residuo del cordón umbilical es el resto que queda después de la separación del bebé y la madre. Es en este lugar dónde se crea el ombligo (o cururu como dicen las abuelas).
  • El ombligo se cae entre los 6 y 15 días de nacida la wawa. Comúnmente se cae mientras estás haciendo algo por esa zona así que es posible que escuches un grito cuando esto ocurra.
  • No te hagas problema si se cae muy antes o muuuuy después. Si no sangra, no tiene mal olor o sale líquido, todo normal. :)

¿Qué significa esto para vos?

Este es un tiempo
interesante, o mejor dicho estresante, en el que tú y la mamá de la criatura querrán tirarse de los pelos. Después de que el parto ya pasó y todo lo demás anda "bien nomás" ahora te toca enfrentarte con esto. Hay varias posibilidades y es posible que esto te afecte desde "Qué experiencia más traumante" hasta "no es para tanto". Estas son las combinaciones posibles.

Tu casa, tu suegra o tu madre cerca, estás casado. Todos se aman.

Esta es la situación más deseable si eres de los que no se quiere meter en cosas que no sabe (Todo hombre sabe que si vos no sabes, es mejor dejar que haga al que sabe, especialmente si es algo tan importante como tu retoño). Escucharás un grito y es muy probable que tu mamá o tu suegrita tan querida ya haya hablado al respecto. Es probable que haya un poco de discusión para ver si es que el cordón cae muy pronto o tarda en caer según la tradición de la familia. De todas formas, ayuda a confortar a la mamá y habla con ella antes que ocurra.

Tu casa, tu esposa y nadie más. Todos se aman.

Te toca llevar la batuta y básicamente detener la histeria. Convendría que busques una foto del ombligo justo después de caerse el cordón umbilical para no tener que llevarte una sorpresa. La imagen es similar a cuando una cicatriz se cae sin antes haber sanado el tejido que está detrás. Esta no es la imagen más bonita que puedas tener de tu bebé, pero es algo bastante normal. Habla con tu esposa antes de que ocurra.

Su casa, tu novia y su mamá. Todos todavía se estiman.

Toma la delantera y avísale a la novel madre acerca de lo que va a pasar los siguientes días. Ten en cuenta que esta será solo una más de las cosas que tendrá que pasar, así que trata las cosas con calma y a solas. Es probable que quieras imprimir un artículo referente al cordón umbilical para mostrar que tus intenciones son buenas.

¿Qué hacer después?

El hecho de ver el ombligo rosadito todo nuevecito provoca diferentes reacciones en las mujeres. Te toca dar un paso adelante y decir que todo va a estar bien. Puedes hacer esto sin temor a equivocarte pues las complicaciones debido al cordón umbilical son raras.
  • Cuida que en los siguientes días el nuevo ombligo no se infecte. Usa un pequeño hisopo con alcohol para esterilizar las áreas circundantes y así evitar que los bichos te hagan pasar un mal rato.
  • Los pañales Huggies recién nacidos son los únicos en el mercado que tienen una pequeña media luna para proteger que el pañal no afecte la cicatriz. Si decides usar otra clase de pañal o tu bebé es demasiado grande (Huggies recién nacidos son pequeños y sólo sirve para nenes abajo de los 4.5 Kg), te va tocar usar una tijera y hacer la mentada media luna por tí mismo.
  • Mucha gente sugiere que los baños completos no se los de hasta que el cordón se haya caído y prefieren baños de esponja. Fíjate cuál es la norma y si existe una acuerdo entre suegras para que reducir el nivel de estrés general.
¡Suerte!

"Che, y por quéps la histeria?"

Mira, el instinto de protección materna es superfuerte y ver una herida del tamaño de un botón en el medio de tu wawa no es exactamente la mejor imagen que pueda haber. También existe mucha "tradición" respecto a lo que se puede y no se puede hacer durante ese tiempo y también que las bien sabidas "señoras" gustan de opinar y hacer predicciones acerca de cualquier detalle relacionado con el cordón con el consabido efecto enloquecedor en nuestras parejas. Suerte che y no te portes como loco si las respuestas de tu señora no son del todo lógicas! :)

Entrar al parto o no

En algún momento durante el embarazo, quizá antes, te enfrentarás con un dilema. Entrar o no entrar al parto de tu esposa. No descartes el asunto a la primera, ni tampoco aceptes a ojo cerrado. 


Razones para entrar al parto
- Ver que los docs hagan lo que tienen que hacer. Si eres de los sabelotodos, te gustará estar allí para "supervisar" que todo vaya bien. 
- Brindar apoyo emocional a tu pareja. Traduciendo al lenguaje masculino, tomarla de la mano y decirle que sea valiente, apoyar las palabras del doc para que puje, decirle que estás con ella. Si estás en buenos términos con ella (probablemente casado), es muy posible que ella quiera que estés allí y eso haga que el parto sea menos doloroso. Ella te lo agradecerá.
- Cortar el cordón umbilical. Si estás en el materno, trata de hablar con anticipación que no siempre es posible. Si estás en un hospital particular, habla con tu médico a partir del octavo mes. Es una experiencia incomparable. 


Razones para NO entrar al parto
- Debido a la fuerte presión emocional y el dolor intenso, nuestras queridas parejas pueden convertirse en pequeños y delicados agentes de destrucción. Se sabe de hombres noqueados por sus mujeres en la sala de preparto. También es posible que ella se acuerde todas las veces que pelearon o de cómo tu estás feliz y ella la está pasando de lo peor. 
- La sala de parto es un lugar limpio que se vuelve rojo por la sangre del parto. Si eres de esos que no puede ver una herida, piénsalo dos veces.
- La impresión del parto como tal es bastante fuerte. Como hombre nunca has visto a un ser humano chiquitito salir de otro ser humano. Esta experiencia puede cambiar la forma en la que vez a tu pareja para siempre. 
- Si eres una persona nerviosa, es probable que te desesperes por las cosas que los doctores están haciendo y pierdas el control. Revisa lo que probablemente verás en el parto y evalúa tus posibles reacciones.




Cual sea tu decisición procura que sea la mejor tanto para la mamá, la criatura y para ti mismo.

lunes, 11 de octubre de 2010

Que se venga la leche materna

Ok, lo has decidido. Para alegría de las abuelas de la criatura, vos y la mamá han decidido que harán todo lo posible para que tu nena o nene tenga solo leche materna. Te preguntas ¿Hay algo que pueda hacer? Tu primer instinto masculino te dice, "No te metas. Eso es cosa de mujeres y ellas lo van a solucionar. Vos mira calladito y asenta con la cabeza cuando te pregunten". Esta clase de razonamiento hace que la mayor parte de los padres se aleje de la madre durante la lactancia. Hay cosas que puedes hacer y verás el fruto de tus esfuerzos en la sonrisa de esa wawa que puede echarle su snack a la media noche y al mismo tiempo, te evitarás el tener que levantarte a esterilizar, preparar, enfriar fórmula cada dos horas.




Foto:cc-by-sa 3.0 by produnis original page
El día del nacimiento


Tu bebé tratará de alimentarse ni bien salga de la panzita de mamá. El reflejo succionador del bebé es más fuerte a la media hora de nacido. Si entraste al parto, te felicito. Puedes decirle a la enfermera que apure las cosas y te traiga a tu retoño lo más antes posible para que hagan el apego precoz. Si estás en un hospital particular, puedes hablar de esto con tu médico en el último control. Si estás en el materno, las enfermeras tienen instrucción de hacerlo. Es posible que necesites recordárselo.


Si tu chiti nació por parto natural, la oxitocina, la hormona que provocó el parto y todo lo demás, se encargará de decirle al cuerpo que llegó la hora de ponerse a producir leche. El calostro, una leche algo aguada y amarilla, servirá de primera comida para tu wawa. Mientras más mame la wawa, más leche tendrá ella. Obviamente, al principio no será mucho. No te desesperes ni la presiones.

  • Una pareja en el materno infantil peleó porque ella no tenía tanta leche como él quería. ¿Cómo llegó él a esa conclusión? Pues porque la nena se levantaba cada dos horas a comer. Algo normal. El doc de turno le dio una senda llamada de atención.

Si nació por cesárea, es posible que ella no tenga leche por unos días. Sin embargo es necesario intentar la lactancia lo más antes posible. Hablá con tu médico y pregunta lo que tienen que hacer para facilitar las cosas. No te sorprendas si te recomienda fórmula por unos días hasta que la mamá produzca leche.


Ya en casa


Después de unos dos a cinco días de calostro, ella empezará la blanca y tradicional leche materna. Es posible que su temperatura suba un poco. Otra vez, habla con ella y el médico para que esta pequeña subida de temperatura no sea confundida con alguna infección.


Problemas comunes


Falta de leche


La pobre está cansada y estresada. Si realmente quieres que tenga leche, la tienes que poner de buen humor. Flores, chocolates, una peli, vos sabes como hacerlo. Si pudiste hacer una wawa con ella, seguro que sabes como complacerla. El estado de ánimo es fundamental para una buena lactancia.


Los remedios caseros ayudan. Prueba todo lo que te ofrezcan por ahí y ve qué cosa funciona. Soluciones comunes son el mate de hinojo (prohibido por los docs de España pero recomendado por la ONU), el agua, el chocolate, la malta,


Cuida que el chocolate tiene cafeína, la cerveza tiene alcohol, el té tiene también cafeína y algunos de los remedios caseros hacen que los doctores se agarren la cabeza. En caso de duda, pregunta.


Cuida también que coma bien. Algunas mujeres, que no todas, dejan de producir leche porque básicamente no hay con qué. Date una vuelta por la carrera de nutrición en la Av Saavedra y pide que te den un menú básico con lo que ella necesita comer. Te darán una cartilla simpática con un chorro de consejos por 15bs. Te sale más barato que la consulta y es mucho más precisa que la mayoría de los doctores que sólo te dicen que ella tiene que comer "bien".


Pechos con problemas


Las grietas y algunas veces sangrados en los pechos no son para nada algo raro lamentablemente. Es también lamentable que aquí no puedas hacer nada para ayudar. Lo único posible es pedir a la enfermera que le explique con lujo de detalles a ella la técnica correcta para dar de lactar y luego, animarle a que siga tratando a pesar de los problemas. Lee más abajo como solucionar este problema.


El frío es un villano implacable. Si ella por alguna razón tiene la espalda fría o el cuerpo frío, la producción de leche se verá afectada. La solución es simple, verdad?


Kit de salvamento para papás

1. Apoyo de la familia de ella. Sí, a menos que vivan solos y estén casados, la influencia de la cultura familiar con respecto a la lactancia puede ser un factor determinante. Si eres el hombre de la casa, muy muy macho, puedes "determinar" que tu chiti va a recibir leche materna sí o sí. Agárrate, que a las mujeres puede que no le guste mucho la imposición.



2. Extractor de leche. Si ella trabaja o va a la universidad y alguien se queda en casa a cuidar a la criatura, vas a necesitar que ella disponga parte de su leche. Hay extractores chitis y portables como el de Chicco (45bs); unos espaciales con manijas y no sé que cosas más en marcas como Pigeon o Avent (270Bs y más); y los de última tecnología, los eléctricos (arriba de 400bs).


3. Protector de pezón. Cualquier mamá te va a decir que dar pecho es una experiencia hermosa, pero todas recuerda con dolor el proceso de adaptación a la nueva tarea. Para facilitar esto, Chicco Pigeon y otras marcas simpáticas como Nuby sacaron al mercado unos protectores de silicona para ser usados mientras el bebé y la mamá se adaptan el uno al otro. Todos son similares así que prueba el que más te parezca.


4. Una pareja contra viento y marea. Si sabes matemáticas, suma esto: La depresión post-parto, los dolores en el pezón, el cambio de vida(si es primeriza), la panzita que no desapareció como ella pensaba, la falta de sueño (bebé come casi cada dos horas sin parar. Sí, sí, en la noche también), y si eres un patán(por no usar otra palabra) te tiene que aguantar a vos más. Con toda esa presión es sencillo optar por una solución que al menos la haga sentirse mejor por un lado. ¿Qué hacer? No vayas a jugar fútbol una semana o dos. Es difícil, pero lo último que quieren las nenas es sentirse sola. Si no vives con tu pareja, visitarla con algún regalo y cambiar el pañal una vez la ayudará a sentirse mejor. Por consiguiente habrás leche, nuestro objetivo primario.


5. Una almohada para amamantar. Si bien no es absolutamente necesaria, le ahorrará más de un dolor de espalda a ella. Menos dolor, mejor ambiente en la casa. Estas almohadas están a la venta en diferentes lugares de la ciudad. La que está en mi casa viene de Mama Bonita, una tienda en el Edificio Handal.



6. Ungüento antigrietas. Si bien no es necesario pues se puede usar la misma leche materna. Nunca falta la mamá querida que prefiere usar algo que le recetó el médico.


Apuntes finales
  • Si ella trabaja, no olvides que tiene una hora de lactancia por ley. Si trabaja medio tiempo, media hora.
  • La mayor parte de los remedios para tener leche funcionan porque proporcionan líquido a la madre. Mira cual funciona para ella y procura que lo tenga en ingentes cantidades.
  • Si ella va a dejar leche, procura que sea a partir del segundo mes. Antes de eso el nene o nena podría confundir el pezón con la mamadera y, lo peor, podría preferir la mamadera y no querer el pezón nunca más.
  • La leche se "pierde" si no se da de mamar por más de 4 horas seguidas en el día y unas 6 horas en la noche. Existen unos sacadores de leche pequeños de Chicco destinados a aliviar la presión de pechos llenos. Prueba si a ella le interesa la idea para que la leche no "se pierda".
  • Hay mucho en el imaginario popular acerca de la leche materna. Comprueba todo lo que te dicen. Ni creas todo a la primera, ni lo descartes.
Fuentes:
- Notas acerca de la recolección de leche en planetamama.com
- Todo acerca de la lactancia en kidshealth.org

martes, 17 de agosto de 2010

Tipos de papás y su visión acerca de los pañales

Papá económico: Vas a ver que la plata no se da en los árboles y a pesar de que Huggies esté en promoción, simplemente no te cabe en la cabeza la idea de gastar alrededor de un boliviano a tres(dependiendo del pañal) cada vez que tu linda criatura decida que es tiempo de ir al baño.

Dentro de la evaluación del pañal incluye el tiempo. Los pañales de tela suenan bastante bien pues solo compras unos 20 a 40 y listo. Los vas lavando a medida que se ensucien. Todo esto es la teoría. En la práctica, lavar pañales toma tiempo, todos los días, por alrededor de dos años. Si uno de los dos, (sí, vos también puedes lavar pañales) está en casa una buena parte del día, entonces esta solución es barata y recomendable.

Existe un sitio en internet que vende pañales desechables de última tecnología. Si esta es tu opción, alista los dólares.

Papá con plata: Vas a querer lo mejor para tu descendencia. Eso está super bien pero de todos modos haz números. Pañales bebito recién nacido de 20 unidades de 35 a 46Bs. Una bolsa te sirve para dos días y medio más o menos pues la criatura necesita un cambio cada 2 a 3 horas. 85Bs a la semana, 340Bs al mes. Date una vuelta para ver las siguientes etapas. El pañal bebito rojo dicen es el mejor. Pampers también tiene una línea gold. Puedes consentirte un poco más y hacer traer pañales de Chile o EEUU.

Papá mixto: Piensas que una combinación puede ser lo ideal para el nuevo integrante de la familia. Es posible que quieras usar pañales de tela en el fin de semana y luego usar pañales bebito por la noche y algún más barato durante el día. Son tres formas diferentes pero este parece ser una buena opción también.

Los pañales bebito o pampers son los mejores del mercado y según las vendedoras aguantan hasta miles de horas sin necesidad de cambiarlos. Lo bueno de estos es que absorben bien la orina, así que sirven bien en la noche y puedes usar los no tan buenos para cambiarlos cada dos horas sin tanta pena. Y claro, guardas los de tela para el finde.

Papa no me importa: Realmente vos eres la clase de papá que prefiere no meterse. Esta es una opción válida considerando que en algunas familias la opinión que pueda tener el papá acerca de los pañales vale cero. También puede que realmente confíes en la opción que la mamá escoja. Cualquiera sea el motivo, no te asombres si la cuenta sale un poco más salada de lo que pensabas.

Papá experimentador. Si eres del tipo que quiere ver qué pasa con tal o cual marca, asegúrate de ver que tu criatura no ande con el pañal mojado. Todas las marcas dicen que pueden absorber toda el agua del mundo, pero en la práctica sólo los mejores lo logran sin dejar esa sensación húmeda que luego causa escaldaduras.

Medidas de seguridad

Ten cuidado si tu esposa o pareja es del tipo feminista, tendrán un gran discusión acerca de lo conveniente de los pañales de tela (que vos no piensas lavar) y los caros pañales desechables llenos de químicos.

Si tienes lavadora, no sugieras meter los pañales directamente. En nuestra mente el popo desaparece mágicamente cuando lo metemos en la lavadora. En la cabeza de nuestras suegras y señoras, se unta por todas partes dejando la lavadora inservible. Ni lo uno ni lo otro. El popo de los bebés se disuelve en el agua como pensamos los hombres y, si bien no se pega en las partes interiores de la lavadora tanto como profetizaron ellas, necesitarás darle al ciclo de mantenimiento más seguido. Cómo premio, los pañales de tendran unas lindas manchas amarillas en el centro que nadie refregó. :)

domingo, 8 de agosto de 2010

Fórmula o leche materna.

Como padre de famila, deseas que tu nuevo bebé tenga todo lo que quieres. Deseas que empiece a comer buena comidita lo más antes posible. Uno de los mayores miedos que uno tiene como papá es que la querida madre de tu recién nacido retoñito no tenga leche. Claro, vos no tienes idea de que eso te puede pasar hasta que algún buen hijo de vecino te pregunta si ya tienes todo listo para el día del nacimiento. Les dices que sí. Te responden "y compraste fórmula?". ¡Un momento! What! ¿Hay algún problema con la leche? ¿No sale a la primera? ¿Deberías estar preocupandote por esto?

Te sientas, analizas la situación y tomas el consejo de tu amigo y compras la leche que te recomendaron. Luego te entra la duda. ¿Cómo saber si lo que te están diciendo es cierto? Otra gente ya te dijo que la fórmula no es buena. ¿Qué hacer?

Leche materna o fórmula. Mi opción, leche materna. Si se puede, procura que reciba sólo leche materna siempre y todo el tiempo. Si tienes un poco de tiempo, lee leche materna en Wikipedia. La leche materna cambia y se adapta a las necesidad del bebé en crecimiento. Si alguna vez necesitan darle fórmula, está bien. Tampoco te tires de los pelos ni te quieras suicidar porque tome fórmula alguna vez. Es bueno tener una lata en casa y nunca usarla. Recuerda que una vez abierta, solo puede tenerse por un mes.

¿Cuál marca?
Nutrilón me viene a la mente como la mejor opción. Bebelac es otra opción popular entre las mamás más que todo por el precio. NAN no tiene mucho éxito al parecer a pesar de que viene con diferentes fórmulas para cada etapa de crecimiento. Una desconocida viene siendo Morinaga que resulta ser más barata y sugerida por algunas médicos.

Consejo: Si deciden usar fórmula de manera regular, asegúrate de ponerlo en tu presupuesto. Morinaga ronda los 46bs en Farmacias Bolivia. Nutrilón puede variar entre los 60 a 70 y varía en precio de Superfarmacia a Farmacias Bolivia, pregunta. Las demás, están al medio. Bebelac ronda los 38 y algo. Todas vienen en latitas superdiminutas que se acaban en un rato si es que sólo le das fórmula. Así que antes de querer pasarte a solo fórmula, haz números. Una latita te puede durar menos de una semana. Bebelac viene ahora en caja.

También toma en cuenta que para que la chiti tome su leche de fórmula, tienes que esterilizar la mamadera y todo lo demás cada vez! La leche materna ya viene en envase de fábrica, También es más sencillo calentar leche materna que tener que preparar leche. Esto claro si es que tú eres el que está a cargo de la alimentación.

Otro aspecto de la leche materna es que tiene anticuerpos y algunas cosillas extras que la fórmula no ha podido reproducir. ¿Qué significa esto? Más visitas al doctor si toma fórmula. Los bebés alimentados exclusivamente con leche materna tienden a enfermarse menos. Si no tienes seguro médico, esto puede resultar en un ahorro bastante substancioso.

Medidas de seguridad: Si vas a ir por ahí preguntando cuál o qué es mejor, es bueno que tomes estas recomendaciones de seguridad.

*Si alguien te pregunta si la novel madre tiene leche, responde sí. No importa lo que pase, responde sí. Si no lo haces, te inundarán con toda clase de remedios caseros. No es agradable escuchar el millón de remedios una y otra vez. No exageres y digas que tiene mucho. No querrás tener a las amigas o parientes haciendo comentarios acerca del tamaño de las bubbies de tu pareja y de tu imposibilidad de... bueno, sabes a lo que me refiero.

* Si alguien te dice si le estás dando fórmula, cuida tu respuesta cuidadosamente. Tantea y responde con una pregunta. Si dices que usas fórmula y esta persona es pro-lactancia, estás jodido. Te va a lanzar un sermón de cómo los bebés que toman solo leche materna son 0,0000001 más inteligentes que los otros (en realidad es como 6 puntos IQ dependiendo de ciertos factores). Lo mismo pasa del otro lado. Si no le das fómula, eres un retrasado que vive en el siglo pasado. La fórmula te da la libertad y por sobre todo, le da libertad a ella de hacer lo que quiera y vos, un monstruo machista de donde se vea... una vaina. Usa todo lo que tengas de inteligencia social para tantear y no meterte en líos.

* Un hombre no te preguntaría qué marca le estás dando a tu bebé a menos que realmente quiera una referencia acerca de que producto usa. Una mujer mayormente no. Si tienes suerte, le dices la misma marca que ella o su prima, hermana, cuñada, empleada usó. Tú, feliz. Te da el visto bueno y sigues tu camino. Si no, preparáte para otro sermón acerca de cómo una opción mala le puede traer toda clase de males alienígenas a tu chiquitín. Aguanta y asiente con la cabeza. No te queda de otra. Si puedes, de nuevo, ejercita buen juicio y no sueltes información a cualquiera.

* Fuentes para consultar con tranquilidad: Médicos, Internet, otros hombres con el mismo interés que tú.

Resumen

*
Usa fórmula lo menos posible, pero no te des al trago si tienes que hacerlo alguna vez. Alguna vez significa rara vez. 

* Usa el tacto social o simplemente escapa si alguien te pregunta acerca de esto y no quieres dar explicaciones. (Una y otra vez)
*
Haz la relación uso/precio para escoger la fórmula. Ninguna será igual que la leche materna, así que pregunta a más de un médico y o mamá si estás en busca de información. (Yo uso Nutrilón y me va bien pues no la uso muy seguido)
* Si optas por la leche materna, entonces felicita a tu mujer por ser valiente y dile que se ve linda todo el tiempo. Le va a doler las primeras semanas hasta que ella y tu retoño se acostumbren. Si quieres ahorrar la plata de la fórmula y alimentar a tu bebé sanamente, dile que se ve hermosa dando pecho a tu wawa. (Esto es cierto, algunos lo notan, pero pocos lo dicen).

Fuente:


jueves, 29 de julio de 2010

El embarazo y el punto de vista masculino

Para muchos el hecho de ser papá es un evento particularmente importante. La situación suele ser mejor si uno está casado cuando le dan la noticia y la señora que está esperando familia es la esposa de uno.

Fuera de gromas (bromas), de todo el grupo de futuros papás en esta ciudad, existe un grupo de papás (casados o no) que quiere saber todo acerca del proceso y de cómo hacer para que su retoñito llegue con toda tranquilidad a este mundo. Lamentablemente, cuando uno empieza a preguntar acerca de experiencias pasadas o si existe algún tipo de material que puedas consultar, te pasan un montón de revistas y publicaciones para mujeres. La suerte no cambia si te vas a Internet. Casi todos los sitios están enfocados en lo que ellas quieren o desean y todo lo demás. Para ponerle la cereza al pastel, las mamás y demás mujeres del gremio te indican que tu suegra se va a encargar de todo. "Vos papacito, no te preocupes. Felicidades más bien!". ¡Plop! Quieres portarte responsable y saber como hacer para que tu pareja no se vuelva loca estos 9 meses y te salen con cada macana. Espera a que nazca la wawa para que te sientas de verdad ignorado. :)

Muchos claudican a este punto y no los culpo. Es cierto que ella va a llevar la parte más difícil, pero a nosotros nadie nos dice que podemos hacer. No, frases como "tienes que demostrarle que la apoyas" simplemente no encienden nuestro cerebro. Los websites para señoras están llenos de frases como esas.

Ahora, ¿Qué haces? ¿Te das al trago? ¿Te sales? Total, tu suegra, tu madre y las amigas de ella se van a encargar de todo. ¿Te quejas? Les dices que vos querías ayudar pero que nadie te da la hora, que no entiendes esos sitos para bebés en el Inter. ¿ Te las das de médico? Te pones a leer literatura médica referente al embarazo y te llenas la cabeza de términos técnicos para el territorio conocido (extrañamente esto es más fácil de digerir para nosotros hombres). En cualquiera de los casos vas a terminar más de la mitad de las veces con un signo de interrogación en tu cabeza pensando en lo que pasó y cómo tú (la versión de ella) fuiste el causante de esto.

Existe algo que te puede salvar a este punto. Rodolfo Sbrissa, argentino, produjo un libro pensando precisamente en nosotros que estamos en la busca de información en nuestro idioma. Aquí les dejo el enlace. Si lo pueden conseguir en Bolivia, genial.

http://www.lsf.com.ar/libros/38/HOMBRE-EMBARAZADO-EL/



Este blog está dirigido a vos que te la pasas tratando de entender al ser en el que se conviritó tu pareja ahora que está embarazada y/o ya tiene un bebé. Ah, y también para que no le hagas algo a tu wawa a medida que crece. :)