martes, 17 de agosto de 2010

Tipos de papás y su visión acerca de los pañales

Papá económico: Vas a ver que la plata no se da en los árboles y a pesar de que Huggies esté en promoción, simplemente no te cabe en la cabeza la idea de gastar alrededor de un boliviano a tres(dependiendo del pañal) cada vez que tu linda criatura decida que es tiempo de ir al baño.

Dentro de la evaluación del pañal incluye el tiempo. Los pañales de tela suenan bastante bien pues solo compras unos 20 a 40 y listo. Los vas lavando a medida que se ensucien. Todo esto es la teoría. En la práctica, lavar pañales toma tiempo, todos los días, por alrededor de dos años. Si uno de los dos, (sí, vos también puedes lavar pañales) está en casa una buena parte del día, entonces esta solución es barata y recomendable.

Existe un sitio en internet que vende pañales desechables de última tecnología. Si esta es tu opción, alista los dólares.

Papá con plata: Vas a querer lo mejor para tu descendencia. Eso está super bien pero de todos modos haz números. Pañales bebito recién nacido de 20 unidades de 35 a 46Bs. Una bolsa te sirve para dos días y medio más o menos pues la criatura necesita un cambio cada 2 a 3 horas. 85Bs a la semana, 340Bs al mes. Date una vuelta para ver las siguientes etapas. El pañal bebito rojo dicen es el mejor. Pampers también tiene una línea gold. Puedes consentirte un poco más y hacer traer pañales de Chile o EEUU.

Papá mixto: Piensas que una combinación puede ser lo ideal para el nuevo integrante de la familia. Es posible que quieras usar pañales de tela en el fin de semana y luego usar pañales bebito por la noche y algún más barato durante el día. Son tres formas diferentes pero este parece ser una buena opción también.

Los pañales bebito o pampers son los mejores del mercado y según las vendedoras aguantan hasta miles de horas sin necesidad de cambiarlos. Lo bueno de estos es que absorben bien la orina, así que sirven bien en la noche y puedes usar los no tan buenos para cambiarlos cada dos horas sin tanta pena. Y claro, guardas los de tela para el finde.

Papa no me importa: Realmente vos eres la clase de papá que prefiere no meterse. Esta es una opción válida considerando que en algunas familias la opinión que pueda tener el papá acerca de los pañales vale cero. También puede que realmente confíes en la opción que la mamá escoja. Cualquiera sea el motivo, no te asombres si la cuenta sale un poco más salada de lo que pensabas.

Papá experimentador. Si eres del tipo que quiere ver qué pasa con tal o cual marca, asegúrate de ver que tu criatura no ande con el pañal mojado. Todas las marcas dicen que pueden absorber toda el agua del mundo, pero en la práctica sólo los mejores lo logran sin dejar esa sensación húmeda que luego causa escaldaduras.

Medidas de seguridad

Ten cuidado si tu esposa o pareja es del tipo feminista, tendrán un gran discusión acerca de lo conveniente de los pañales de tela (que vos no piensas lavar) y los caros pañales desechables llenos de químicos.

Si tienes lavadora, no sugieras meter los pañales directamente. En nuestra mente el popo desaparece mágicamente cuando lo metemos en la lavadora. En la cabeza de nuestras suegras y señoras, se unta por todas partes dejando la lavadora inservible. Ni lo uno ni lo otro. El popo de los bebés se disuelve en el agua como pensamos los hombres y, si bien no se pega en las partes interiores de la lavadora tanto como profetizaron ellas, necesitarás darle al ciclo de mantenimiento más seguido. Cómo premio, los pañales de tendran unas lindas manchas amarillas en el centro que nadie refregó. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario